¿Por qué contratar a un Diseñador Web?

Beneficios de contratar a un Diseñador Web Freelance

¿Por qué contratar a un Diseñador Web?
Si eres una compañía, sociedad, estudio o cualquier tipo de emprendedor, necesitas un sitio web para darte a conocer y para que la gente que busca el tipo de servicios que vos ofreces te encuentre. Así mismo, tal vez alguien recuerda tu negocio, pero no la ubicación, o necesita el teléfono o WhatsApp para hacerte un pedido.
Ciertamente, debes tener presencia online, debido a que si no la tienes la competencia te supera.

Entonces las posibilidades son:

1) Hacer una página web tú mismo: De esta forma, si no tienes conocimientos acerca del diseño web terminarás usando una plataforma como Wix o Blogger y como consecuencia tendrás una página web demasiado básica y es muy probable que nunca aparezca en Google. También tendrá una velocidad de carga lenta.
2) Puedes hacer un curso para aprender paso a paso como hacer un sitio web: La parte del diseño siempre va a depender del talento o la facilidad que tengas, ya que no se puede hacer un curso express de buen diseño.
3) Contratar servicios más baratos: Corres el peligro de que te entreguen un sitio web pobre visualmente, sin un diseño amigable, de carga lenta y por esta razón la web será poco funcional.
En consecuencia, tendrás una web inservible y rápidamente te darás cuenta de que lo barato sale caro.

Cuál es el trabajo de un diseñador web

1) Dominio y hosting
Si el diseñador es profesional te va a asesorar en cuanto a la contratación de un dominio y del mismo modo lo hará con el hosting, ya que donde alojes tu sitio es muy importante. Es clave que el cliente tenga en cuenta los consejos del diseñador en que cuanto a la compañía de hosting a utilizar, por el hecho de que muchas de ellas no tienen lo básico para que el sitio funcione correctamente.
2) Instalar un CMS de buena calidad. En mi caso yo solo uso WordPress. Más del 35% de los sitios web en todo el mundo están creados con esta plataforma y considero que es la más sólida.
3) Configurar el CMS de la plataforma seleccionada.
4) Utilizar plugins, estas son herramientas muy útiles. Ciertamente, hay que seleccionar bien los plugins, ya que si tienes demasiados el sitio se vuelve lento.
5) El diseñador web generalmente incluye el SEO básico, aunque esto también depende en gran medida de la calidad del texto. Si el diseñador incluye en su propuesta SEO avanzado es un servicio que se cobra por separado. Si el cliente necesita mejorar el posicionamiento orgánico, o sea no pago, lo ideal es contratar aparte un especialista, esto no es económico si hablamos de un buen profesional, a lo que hay que sumarle los gastos en Google, Facebook, Instagram, etc.
6) Es fundamental que el sitio web sea responsivo, en consecuencia se adaptara fácilmente a tablets y celulares.

Conclusión

Antes de contratar a un diseñador web tiene en cuenta las recomendaciones de esta lista, si incluye testimonios en Linkedin o Google Mi Negocio, mejor aún.
Un sitio web es la imagen de tu empresa por consiguiente tiene gran importancia la primera impresión que causa.
Un “profesional” que cobra poco seguramente va a invertir poco tiempo en tu proyecto.
Siempre pide varios ejemplos de sus trabajos e idealmente debería figurar su crédito en el sitio para dar credibilidad y testimonios de clientes.

¿Querés tu Web?